Tenebrios, el gusano de harina, una alternativa para la alimentación de organismos acuáticos.


M. en C. Martha Beatriz Soriano Salazar / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Dr. Jorge Luna-Figueroa / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Centro de Investigaciones Biológicas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

Fotos tomadas por el Biól. José Figueroa Torres
Archivo: Acuicultura

Uno de los principales objetivos en la acuicultura, es sin duda la alimentación tanto de peces de consumo humano como de ornato, proporcionando una dieta adecuada al estadio de desarrollo. Este problema se vuelve especialmente importante en aquellas especies que requieren para su alimentación el suministro de alimento vivo. Para que un organismo sea considerado como alimento vivo debe de reunir las siguientes características; alto valor nutritivo, cuerpo blando, fácil de digerir, ciclo de vida corto, altas densidades de cultivo y movilidad (Luna-Figueroa, 2002). Sobre todo cuando se pretende que los organismos alcancen la talla comercial en períodos de tiempo cortos.
           El Tenebrio molitor es conocido como “gusano de harina”, en su etapa de larva y erróneamente se le llama gusano. Posteriormente se convierte un coleóptero (escarabajo molinero) de color negro, con patas y antenas rojas, con los élitros estriados, posee alas funcionales pero no vuela, mide entre 15 y 18 mm, con un peso de 0.1 g. Presenta diferentes etapas en su ciclo de vida; huevo, larva, pupa y adulto. El primer estadio se inicia con el huevo, el cual es blanco y es de forma oval, la hembra puede llegar a poner hasta 5 mil huevos y estos miden tan sólo unos milímetros usualmente eclosionan en dos semanas, posteriormente ellos pasan al segundo estadio, el estadio de larva, en esta fase son de color dorado y pueden medir desde milímetros hasta 3 cm. después sigue al estadio de pupa en donde son de color blanco y finalmente se presenta el estado adulto en donde son de color negro.
           Se alimenta básicamente de cereales, también se le conoce como “gorgojo negro” o “escarabajo molinero” . Este organismo puede ser utilizado como alimento vivo en su etapa larvaria, debido a que ha sido usado como un complemento alimenticio tanto en forma de harina para carpas doradas Carassius auratus, pirañas Serrasalmus nattereri y el pez oscar Astronotus Ocellatus, diversas aves como; jilgueros Carduelis carduelis, cenzontles Mimus polyglottos, cardenales Cardinalis cardinales y todo tipo de aves con pico blando, la ranita de San Antón Hyla Meridionales, iguana negra Ctenosaura pectinata, también algunos mamíferos como es el caso de musarañas Notiosorex gigas, erizos Erinaceus europaeus, hamsters Cricetus cricetus, topos Talpa europaea y algunos monos.
Se considera como un insecto de importancia económica para el hombre, ya que se le atribuye ser una plaga, debido a que ataca y se alimenta de granos y cereales almacenados, teniendo preferencia por el salvado, avena, trigo y cereales en general. Asimismo, se le considera como alimento vivo, porque durante su etapa larvaria son utilizados como alimento para diversos organismos, debido a que contienen 53% de proteína en peso seco (Tabla 1).
Tabla 1. Valor nutritivo del gusano de harina Tenebrio molitor

Lo que la mayoría de la gente no conoce, es que cultivar a este organismo es en general muy simple. Si se dispone de un poco de espacio se puede llevar a cabo su cultivo en recipientes de distintos materiales como; plástico, madera o vidrio con diferentes dimensiones, dependiendo de la cantidad de larvas de tenebrios que se deseen obtener. Estos insectos son muy resistentes y con una temperatura adecuada se reproducen en abundancia. La temperatura óptima debe oscilar entre 25º C y no más de 32º C. Para su cultivo hay que mantener varios recipientes independientes una para asegurar de que en caso de que uno de ellos se contamine se pueda reponer la cepa desde cualquier otro.
          Para iniciar el cultivo, se recomienda utilizar recipientes de plástico de 30 a 40 cm de ancho, por 50 a 60 cm de largo y 20 cm de altura y en el fondo del recipiente se puede adicionar cualquier tipo de cereal, ya sea salvado de trigo, germen de trigo, avena, harina de arroz e incluso pan duro. Se introducen 20 coleópteros adultos, es importante que se les suministre zanahoria, lechuga o fruta o un algodón humedecido para obtener aporte hídrico. El lugar en donde se coloca en recipiente en donde se va a llevar a cabo el cultivo este lejos de la luz directa, ya que los puede quemar, se recomienda que el recipiente se tape con una malla fina o una tapa con agujeros para evitar la fuga de los organismos adultos, o la entrada de insectos ajenos al mismo lo invadan y alteren la calidad de él, se aconseja que cada 15 días se substituya el cereal empleado por nuevo, ya que los desechos producidos por los tenebrios alteran la calidad del cultivo. Es importante mencionar que una vez que se tengan larvas o pupas en el cultivo, hay que separarlas de los coleópteros adultos, para evitar que estos se las coman.
        Si se quiere mantener a las larvas de tenebrios durante más tiempo para darlos como alimento vivo, lo más recomendable es mantenerlos en refrigeración a una temperatura entre 3 y 5°C, estos se aletargarán y bajaran su metabolismo al mínimo y entrarán en un estado de criptobiosis (estado que consiste en la suspensión de los procesos metabólicos, a la que algunos seres vivos entran cuando las condiciones medioambientales llegan a ser extremas). Un organismo en estado criptobiótico puede vivir indefinidamente hasta que las condiciones sean adecuadas, así se podrán mantener durante varias semanas. Es aconsejable sacarlos del refrigerador cada semana o 15 días, dejarlos comer por 2 - 3 días y volverlos a meter nuevamente al refrigerador.

Recientemente se ha utilizado al T. molitor para enriquecer las tortillas de maíz para consumo humano, practica que se esta llevando a cabo en el estado de Hidalgo y México, debido a su alto contenido proteico. Así como constituyente de caramelos macizos con la intención de elevar su valor nutritivo. Es importante resaltar que estos organismos utilizados como alimento vivo poseen los componentes necesarios para que un organismo cuente con una alimentación adecuada para cubrir todas las necesidades nutritivas que permitan un buen desarrollo y sobrevivencia (Soriano y Hernández, 2002).

Luna-Figueroa, J. 2002. Alimento vivo: Importancia y valor nutritivo. Ciencia y Desarrollo, 166: 70-77.
Soriano, S. y Hernández, O. 2002., Tasa de crecimiento del pez ángel Pterophyllum scalare (Perciformes: Cichlidae) en condiciones de laboratorio. Acta Universitaria, 12(2): 28-33.


La M. en C. Martha Beatriz Soriano Salazar es originaria de Cuernavaca, Morelos. Es Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos realizó estudios de Maestría en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México.


El Dr. Jorge Luna-Figueroa es originario de Juliantla, Gro., México. Cursó la Licenciatura en Biología en la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, realizando posteriormente estudios de Maestría y Doctorado en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México.