Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Camas Biodinámicas


Camas Biodinámicas: Estimulación para la vida de los organismos.

M.C. Rogelio Oliver Guadarrama
Centro de Investigaciones Biológicas (CIB-UAEM)


Con el método biodinámico se procura, a través del manejo del suelo, incrementar las propiedades físicas, químicas y biológicas del mismo, estimulando de esta manera la vida de los organismos presentes y mejorando las condiciones para el desarrollo de las raíces. Después de tomar la decisión con respecto a la ubicación y dimensión de las camas biodinámicas, se procede a su elaboración, actividad que representa una gran importancia porque de ella depende el éxito del cultivo de las hortalizas.

La orientación de la cama biodinámica debe estar en función de la trayectoria que tiene el sol sobre el terreno, puesto que ésta debe ser trazada con una orientación norte-sur para garantizar que la energía solar sea aprovechada al máximo por las especies hortícolas.

Respecto a la dimensión se define en términos del espacio con el que se disponga, así como del número de personas que dependerán y trabajarán en ella; se recomienda que tenga un ancho de 1 m y un largo de 2, 3.5 ó 10 m. Si en el terreno se decide tener más de dos camas, será necesario dejar un pasillo de 40 ó 50 cm. entre ellas. Las dimensiones permitirán la realización de diversas actividades para cada uno de los cultivos y se optimizará el tiempo, espacio y los recursos naturales y humanos que serán implementados.

Por otra parte, la planeación permite una calendarización de las actividades que se efectuarán durante los ciclos vegetativos de cada una de las especies hortícolas (fechas de siembra, fertilización, riego, labores culturales, cosecha y el control de plagas y/o enfermedades).

La cama de siembra

Con la ayuda de una pala recta se retiran los primeros 30 cm. de la capa superior del suelo, ésta se deposita a un costado y se le retiran las piedras. Si el suelo está compactado se recomienda aflojarlo (utilizando el pico) y regarlo un día antes de la actividad.
En los siguientes 30 cm. el suelo se afloja con el pico, cuidando de no pisar en el lugar que ya se trabajó. Posteriormente, se vierte un bulto de composta o estiércol animal, desechos de jardinería o cualquier otro material orgánico. Un bulto de composta es para una cama de 2 m2. El suelo restante se devuelve al espacio delimitado y con la ayuda del rastrillo se empareja la tierra.
Otra manera de fertilizar la cama biodinámica es alternando una capa de suelo por una de material orgánico hasta cubrir la superficie extraída. La siembra puede efectuarse de manera directa, es decir, se colocan las semilla sobre la cama para que en ésta germinen y se desarrolle la planta; de acuerdo a la especie, también puede ser en forma mateada ó a chorrillo.

Cuando esta actividad se realiza de manera indirecta se colocan las semillas en un almacigo o semillero para que germinen. Posteriormente, las plántulas son trasplantadas a la cama...

Para ambos tipos de siembra se sugiere cubrir las semillas con paja, hojas u otro material para evitar la pérdida por factores ambientales, como por ejemplo el contacto directo de las gotas de agua.
La distancia entre plantas de las especies hortícolas estará en función del espacio mínimo necesario que se requiere para el crecimiento y desarrollo de las raíces, así como también de la estructura aérea. Por lo general se recomienda que la profundidad de la semilla sea de dos a tres veces el tamaño de ésta.

Con las anteriores actividades se aprovecha al máximo la semilla y el espacio de las camas de siembra, además de proporcionar a las plantas las condiciones necesarias para su desarrollo y por consiguiente obtener una buena cosecha.

La siembra en la cama biodinámica se realiza de la siguiente manera:

Con una vara se abre una línea continua a lo ancho de la cama biodinámica.

Se colocan de dos a tres semillas en el caso de la siembra directa; para la siembra indirecta se coloca la plántula. En ambos casos se deja la distancia requerida para cada especie hortícola.

Posteriormente se abre otra línea sobre la cama, dejando nuevamente la distancia que requerirá la especie a sembrar. Se puede sembrar más de una hortaliza en cada cama, la única recomendación es dejar la distancia adecuada a cada especie hortícola.

Al finalizar la siembra, se señalan las líneas con pequeñas varas y se tapan las semillas o se le arrima tierra a las plántulas. Se riegan hasta humedecer la cama utilizando una regadera de jardinería.

Las camas serán regadas cada tercer día con regadera, por la mañana o por la tarde. La cantidad de agua a utilizar será únicamente la necesaria para humedecer la tierra evitando que se formen pequeños terrones.

El deshierbe es el proceso manual mediante el cual se retiran las hierbas presentes en la cama biodinámica, para evitar la competencia de éstas con las especies hortícolas y dejar el espacio requerido para su buen crecimiento y desarrollo.
En los espacios que quedan entre las plantas, se aplica material orgánico (composta) a la mitad de cada ciclo hortícola.

Al cumplirse el tiempo de cada una de las especies, la cosecha se puede realizar en dos formas: cortando sólo las hojas, o bien, cosechando toda la planta.
Con la rotación de los cultivos hortícolas se pretende; lograr la correcta adecuación entre éstos, el suelo y el clima; contribuir al control de malezas, plagas y enfermedades; conservar la fertilidad de los suelos; mantener un flujo continuo de producción; y satisfacer las necesidades energéticas, de proteínas, vitaminas y minerales requeridos por las familias.