Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Colectando ¡De todo!


Colectando ¡De todo!: Alacranes, Arañas e Insectos


M.C. María Idalia Cuevas Salgado
Laboratorio de Entomología Centro de Investigaciones Biológicas (CIB-UAEM)


Los artrópodos como alacranes, arañas e insectos son, sin lugar a dudas, el grupo de organismos vivientes más numeroso de nuestro planeta, encontrándose distribuidos prácticamente en todo el mundo; adoptando un sinfín de formas, tamaños, colores y adaptaciones que los hacen volar, cavar, saltar, nadar, etc.

Es precisamente por esta abundancia que en los niveles de secundaria y preparatoria muy frecuentemente se utilizan colecciones de estos organismos para representar la riqueza biológica de nuestro planeta despertando en los estudiantes el interés por la naturaleza, haciendo conciencia al mismo tiempo de la importancia y necesidad trascendental de su preservación.

Dadas las dificultades que en muchas ocasiones enfrentan los alumnos para elaborar su colección de artrópodos, a continuación se muestran de manera muy resumida los pasos indispensables para lograr obtenerla, tratando con esto de reducir el sacrificio innecesario de organismos; dotándola adicionalmente de las características mínimas indispensables para considerarla, además de una colección didáctica, una colección científica con todos los requerimientos técnicos necesarios.

¿Dónde y cómo colectarlos?

Los artrópodos se encuentran en cualquier parte: jardines, cultivos, a las orillas de los arroyos, en los árboles, debajo de piedras, hojarasca o guareciéndose bajo la corteza de árboles (nunca tomarlos con las manos). Para capturarlos se pueden usar las siguientes herramientas:

La red aérea se utiliza para capturar insectos voladores como mariposas, la red de rastreo para artrópodos que se encuentran sobre pastos, arbustos o ramas de árboles. El uso de la trampa Barber se recomienda para organismos terrestres y consiste de un frasco enterrado en el suelo con la boca del mismo al ras del suelo, adicionándole un cebo como carne o productos azucarados tales como manzana con azúcar.
Finalmente para artrópodos pequeños se puede emplear el aspirador, instrumento fácil de usar donde únicamente se dirige el tubo de entrada sobre el organismo y se succiona por la manguera.

¿Cómo Conservarlos?

Para la conservación de los especimenes se pueden utilizar dos métodos: la preservación en alcohol al 70% para la mayoría de los organismos y el empleo de frascos de tóxicos. Este último método, aunque se puede emplear también para todos los artrópodos, está especialmente diseñado para las mariposas, ya que éstas no se deben meter en alcohol o en alguna otra sustancia dada la delicadeza de sus alas.

Montaje y Presentación

Para el montaje de los ejemplares se pueden seguir dos métodos dependiendo del tamaño de los mismos. Montado Simple. Se usa para la mayoría de artrópodos grandes como coleópteros (escarabajos), lepidópteros (mariposas), orthópteros (grillos), hemípteros (chinches) y arácnidos (alacranes y arañas). Consiste en la utilización de alfileres especiales (entomológicos) con los cuales se atraviesan los especimenes, desafortunadamente, estos alfileres son caros y difíciles de conseguir. Por esta razón, y tomando en cuenta que se trata de colecciones escolares, se propone la utilización de alfileres largos para costura recordando que sólo se pueden usar en organismos grandes.


En las figuras se marca con una cruz el lugar más apropiado para insertar el alfiler, tratando que el organismo quede en el último tercio del mismo; esto se logra insertando el alfiler sobre un trozo de unisel, aprovechando el instante para acomodar todos sus apéndices (patas, antenas, etc.). Se deja en este lugar por algunos días para que se seque y endurezca. En el caso de las mariposas, es necesario utilizar dos trozos de unisel y dos tiras de cartulina para acomodar sus alas.

Montado doble

Empleado para artrópodos muy pequeños, consiste en triángulos de cartulina en la punta de los cuales se coloca una pequeña gotita de goma o barniz sobre la cual se deposita el organismo. En los dos tipos de montaje se agregan dos pequeñas tarjetas rectangulares, en la primera se escribe su clasificación taxonómica (orden, familia, genero y especie) y en la segunda los datos de colecta (localidad, hospedero, fecha, colector y altura sobre el nivel del mar).

Finalmente, para exhibir los especimenes se colocan enuna caja de 50 x 50 cm, con una altura de 5 cm cubriendo la parte superior con vidrio. El fondo se reviste con unisel y se le agregan a la caja algunas bolitas de naftalina para impedir la entrada de insectos. El arreglo de los organismos normalmente se efectúa de acuerdo a su clasificación.

 


La M.C. María Idalia Cuevas Salgado, estudió la Licenciatura en Biología y la Maestría en Planeación y Desarrollo, en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).
Es profesora-investigadora de tiempo completo “B” de la UAEM.
Sus investigaciones se enfocan al uso de productos naturales para el control de plagas.