Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Conociendo a...

Alejandra Jaidar Matalobos

pionera de la Física en México.

Por: Claudia Trujillo Villa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Alejandra Jaidar Matalobos, destacó por haber sido la primera mujer que se recibió como física en la Universidad Nacional Autónoma de México. Su enorme interés por difundir la ciencia en México, la llevó a convertirse en una pionera de la divulgación en nuestro país. Fue jefe del departamento de Aceleradores en el Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México; actualmente, el auditorio y la biblioteca llevan su nombre in memoriam. Es importante destacar que contribuyó a poner en marcha el acelerador Van der Graaf de 5.5 MeV considerado el más grande de América Latina.

Jaidar trabajó intensamente en la colección de divulgación científica \"La Ciencia desde México\", publicación del Fondo de Cultura Económica, siendo el nacimiento de esta publicación su legado más importante sobre divulgación científica. A los 10 años de su implantación, este proyecto dio un paso adelante, que consistió en abrir la colección a los creadores de la ciencia de otros ámbitos de la lengua española, e incluso del portugués, tomando el nuevo nombre de \"La Ciencia para Todos\". A la fecha, cuenta con 208 títulos sobre temas científicos, astronomía, física, biología, química, matemáticas y geología, entre otros.

Su entusiasmo y dedicación mostrado durante largos años, sirvió para que la Sociedad Mexicana de Divulgación de la Ciencia y la Tecnología (SOMEDICyT) considerara su nombre para el Premio Nacional de Divulgación de la Ciencia que entrega anualmente.
Esta incansable física, nació en el estado de Veracruz en el año de 1937, teniendo como objetivo que todas las personas, sobre todo los jóvenes, conocieran algo de ciencia de una manera amable, sin la disciplina y el rigor con el que deben enseñarse en la escuela. Siempre estuvo relacionada con actividades de divulgación, insistiendo en unir los esfuerzos de distintas instituciones con el fin de lograr mejores resultados y una mayor penetración.

Ingresó a la Facultad de Ciencias a la edad de 17 años, graduándose en 1961 con la tesis \"Determinación de las energías de excitación de los núcleos ligeros y los primeros intermedios a través de reacciones (D,P) y (D, alfa)\". Es así como se corona dentro de la historia, salvando un sinnúmero de obstáculos familiares y sociales que impedían que las mujeres fueran a la universidad y que estudiaran una carrera científica.
Cabe destacar que durante su estancia en el Departamento de Física Experimental del Instituto de Física a mediados de la década de los sesenta, consiguió apoyos para mantener y acrecentar los laboratorios del departamento, sobre todo en una época económicamente difícil. En 1973, el Instituto de Física la comisionó para realizar investigaciones sobre técnicas nucleares en el Laboratorio Chadwick, en Inglaterra, y en la Universidad de Maryland, en Estados Unidos.

Dentro de sus actividades de divulgación, Alejandra organizó talleres, ciclos de conferencias, ferias científicas y cursos, en áreas de física, matemáticas, química y biología entre científicos. En esos tiempos estas actividades no eran comunes y en los últimos años procuraba llevar una bitácora pormenorizada de las actividades realizadas con el propósito de evaluarlas detalladamente y formar su propia biblioteca de divulgación.
Falleció el 22 de septiembre de 1988. Debemos recordarla como una mujer emprendedora e ingeniosa, pues no sólo dedicaba parte del día a sus tareas de impulso a la física aplicada, sino que siempre rondaban por su mente ideas innovadoras que fructificaron en diversos proyectos como los documentales en video, elaborados por TV-UNAM y la Dirección General de Difusión Cultural para ser trasmitidos a través de la televisión mexicana.