Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Conociendo a...

Sahra S. Bastos García
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos

Con la idea de pasar un año sabático, la Dra. Moeller llegó a Morelos hace 14 años, específicamente al Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) con el motivo de realizar un proyecto de investigación. No imaginó que ese año se convertiría en toda una carrera dentro del Instituto; ni que las hermosas barrancas, la vegetación y naturaleza del Estado fueran a conquistarla como lo han hecho hasta ahora.
La Dra. Gabriela Moeller Chávez, es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde estudió la Licenciatura de Químico-Farmacéutica-Bióloga en la Facultad de Química, para posteriormente realizar una maestría en Ingeniería Sanitaria en la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Ingeniería así como un doctorado en Ingeniería, en la misma institución.
Pero, ¿cómo fue que inició su carrera dentro de las áreas científicas? En entrevista, nos confiesa que es poseedora de un lado artístico, convirtiéndose así en una verdadera amante de la danza, tanto, que probablemente ésta podría haber sido su profesión, si la ciencia no hubiera sido un punto primordial al momento de decidir cuál sería su futuro profesional.
Desde pequeña sintió un gusto especial por la biología, “el ver como la naturaleza, que es la más sabia de todo, puede amortiguar un poco los efectos negativos, la química, los laboratorios, los experimentos y los microscopios”.

Actualmente es Coordinadora de tratamiento y calidad del agua del IMTA y Profesora de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, tutora del Posgrado en Ingeniería de la UNAM, catedrática invitada en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla e investigadora del Sistema Nacional Nivel I.
Con gran entusiasmo, nos platica que su trabajo es un gran estimulante para su vida, “una de las cosas que más me apasionan es dar clases, transmitir lo poco que uno puede saber y que los estudiantes lo asimilen y lo apliquen”.

También nos comenta que uno de los motivos por los que abandonó la ciudad de México para formar parte del orgulloso grupo de investigadores que habita Morelos, fue el interés que descubrió en la misión que tiene el IMTA en cuanto a la mejora en la calidad del agua.

Para conocer un poco más sobre su labor dentro del Instituto, comenta que es importante saber que existen 4 áreas imprescindibles dentro de su coordinación para el buen funcionamiento del mismo. Las cuales son la potabilización, la hidrobiología, el tratamiento de aguas residuales y los laboratorios. Todas ellas enfocadas a la investigación que se requiere para proveer agua apta para la salud y de esta forma evitar enfermedades, trabajar sobre la tecnología para el desarrollo adecuado nacional, manejar y ver en qué estado de salud se encuentran los cuerpos de agua (lago, laguna, río), para evitar que se sigan contaminando y hacer todo lo que corresponda en las evaluaciones de impacto y riesgo ambiental.

Todas estas actividades que se realizan en el Instituto están destinadas al mejoramiento de la calidad del agua, para no degradar su calidad y evitar efectos nocivos o negativos en la población. En cuanto al área del tratamiento de aguas residuales, la Dra. Moeller nos platica que México afronta un problema muy grave en este gremio y debido a esta misma razón el IMTA apoya a determinados municipios e industrias para proporcionar un mejor sistema de tratamiento en el agua y de esta forma lograr obtener agua de calidad que pueda ser reutilizable.

 


La Dra. Moeller cuenta con una larga trayectoria en docencia, investigación y administración en el área de ingeniería ambiental. Ha publicado más de 50 trabajos entre investigaciones, artículos en revistas nacionales e internacionales, artículos en congresos nacionales e internacionales. Es consultor nacional para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la ONU. En cuanto a los proyectos de investigación, ha participado como colaboradora y como responsable y en diversas instituciones ha impartido más de 15 cursos abiertos relativos a su campo.
Al ser testigos de su experiencia profesional y su trabajo no sólo en nuestro Estado, sino en todo nuestro país, podemos darnos cuenta de la pasión con la que vive día a día tratando de mejorar, mantener y cuidar a través del esfuerzo, dos grandes fuentes de vida como lo son el agua y el conocimiento.