Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Conociendo a...

Por: Yair Rodríguez González
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La crisis del agro se ha agudizado en todo el mundo, en especial en nuestro país y se ha convertido en una problemática que nos concierne a toda la sociedad. Recientemente una noticia hizo eco en importantes medios de comunicación, anunciando como un grupo de mexicanos desarrollaron un biofertilizante único en su tipo que surge como una opción inmejorable para revertir algunos de los graves efectos que traen consigo los fertilizantes químicos en los suelos.

El biofertilizante desarrollado a partir de cepas de la bacteria Azospirillum brasilensis además de reducir sustancialmente los costos de producción de los cultivos, favorece un mayor rendimiento de éstos y una menor aplicación de fertilizantes químicos, es amigable con el medio ambiente, debido a que no libera dióxido de carbono (CO ) y otros gases que dañan la capa de ozono, a diferencia de los fertilizantes químicos convencionales, todo lo anterior es resultado del trabajo de investigación del Dr. Jesús Caballero Mellado, investigador del Centro de Ciencias Genómicas (CCG), campus Morelos y por supuesto de un entusiasta equipo de trabajo, ¿pero quién es este personaje?
Jesús Caballero Mellado es químico bacteriólogo y parasitó­logo por la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, del Instituto Politécnica Nacional (IPN). Radica en Cuernavaca, Morelos desde Septiembre de 1991 pero es originario de Tampico, Tamaulipas donde nació el 18 de marzo de 1953
.
Su carrera esta llena de éxitos, terminó su carrera profesional con mención honorífica y con la Medalla Gabino Barrera el Doctorado en Investigación Biomédica Básica en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
De 1976 a 1980 trabajó como docente y jefe del Laboratorio de Microbiología en la Facultad de Ciencias Químico-Biológicas de la Universidad Autónoma de Guerrero. Asimismo, desempeñó labores como Investigador en el Instituto de Ciencias de la Universidad Autónoma de Puebla. A principios de la década de los 80 impulsó la fundación del Departamento de Investigaciones Biomédicas (actual Centro en Ciencias Microbiológicas) del cual fue posteriormente Coordina­dor y formó por las mismas fechas el grupo de investigación en Microbiología del Suelo.
Su arribo a Morelos fue a través de su trabajo en periodo sabático en el entonces Centro de Investigación sobre Fijación de Nitrógeno, hoy en día, Centro de Ciencias Genómicas. En 1995 se incorporó como Investigador Titular A en el Programa de Ecología Molecular de dicho Centro. Actualmente, Caballero Mellado se desempeña como Jefe del grupo de Microbiología del Suelo y Agrícola en el Programa de Ecología Genómica con nombramiento de Investigador Titular C, e Investigador Nacional Nivel II en el área de Química-Biología.
En su camino como investigador ha caracterizado diversas especies bacterianas nuevas, enriqueciendo el conocimiento básico sobre la biodiversidad de las comunidades bacterianas del suelo y sus interacciones con las plantas de interés agrícola. Ha publicado 36 artículos, 34 de estos en revistas científicas internacionales con arbitraje, los cuales acumulan poco más de 650 citas. Su mano escribió un capítulo en libro internacional y 4 capítulos en libros nacionales de México y Argentina.

“Quienes nos dedicamos al estudio de la Microbiología sabemos que se conoce menos del 1% de las especies bacterianas que existen en la naturaleza y que la vida del planeta depende de la actividad de las bacterias al participar en los ciclos de la transformación de la materia orgánica en sustancias minerales y éstas nuevamente en materia orgánica”, afirma Caballero Mellado.
En este 2008, recibió la Medalla “Emiliano Zapata”, que otorga el Gobierno del Estado de Morelos, por sus publicaciones y contribuciones en el desarrollo de biofertilizantes, los cuales ya son producidos industrialmente en Morelos y se han usado con éxito en varios cultivos agrícolas. Asimismo, fue distinguido con el Premio AgroBio en la categoría de Investigación en Biotecnología Agrícola, lo que nos habla de una clara muestra de los frutos que trae consigo la perseverancia y el amor por el trabajo.