Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Un vistazo a la fragmentación de la ciudad de Cuernavaca, Morelos.

Dra. Concepción Alvarado Rosas / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos
Archivo: Desarrollo Regional

El objetivo de la presente investigación es aportar un panorama sucinto del proceso de segregación que se vive en un fragmento de la ciudad de la eterna primavera, Cuernavaca. Los resultados parciales, aquí presentados, son producto del proyecto de investigación que dirijo de Ciencia Básica del CONACYT (82903) denominado “Artefactos de la globalización: ¿tienen razón los fraccionamientos cerrados como resultado de la segregación en la Zona Metropolitana de Cuernavaca (ZMC), Morelos?. Caso de estudio ciudad de Cuernavaca”. Dicho proyecto se desarrolla en el Sistema de Estudios de Posgrado e Investigación (SEPI) de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma el Estado de Morelos.
          En la actualidad los espacios que están siendo objeto de grandes transformaciones territoriales son las ciudades latinoamericanas, las cuales presentan modificaciones en los usos del suelo como nuevas formas de expresión espacial iberoamericanas a finales del siglo XX y principios del XXI. Dichas transformaciones han conducido a que cada vez el suelo público se vea afectado por el fenómeno de la privatización, trascendiendo a: espacios de viviendas, que son áreas donde se ha promovido enormemente las inversiones inmobiliarias enfocadas a las urbanizaciones cerrada o denominadas también fraccionamientos cerrados de un nivel socioeconómico medio y alto; espacios destinados a las redes de transporte urbano y suburbano que han mejorado considerablemente la accesibilidad de algunas áreas periféricas hacia el centro y viceversa; espacios de producción que son áreas beneficiarias de inversión extranjera que sirven para dinamizar en algunos casos, espacios marginados o simplemente promover nuevas áreas enfocadas a las tendencias generales de la economía global; los espacios de consumo son lugares “ganadores” en la economía global al momento que se edifican grandes centros comerciales. Y por último, espacios de pobreza que se crean de manera marginada albergando población de bajos ingresos que, en muchas ocasiones, se encuentran aislados por grupos de población de nivel socioeconómico mayor y que actualmente están ocupando grandes extensiones dentro del mosaico morfológico de las ciudades latinoamericanas.
La desigualdad espacial urbana siempre ha existido, sin embargo, ahora este proceso se observa con mayor nitidez, amplitud y profundidad presentándose una intensa diversificación socio-residencial y evidenciando a los habitantes que tienen mucho y los que no tienen exhibiendo espacios más fragmentados y segregados.
          Las modificaciones de las urbes latinoamericanas obedecen principalmente a la reducción en el ritmo de crecimiento de la economía, trayendo como consecuencia reformas estructurales que se reflejan, entre otras cosas, en la privatización de empresas estatales y el desmantelamiento del sistema social que originó una incapacidad de gestionar la ciudad. La reducida capacidad distributiva del Estado profundizó cada vez más la brecha entre los que tienen más (ricos) y los que no tienen (pobres), provocando una dualidad del espacio reflejada en la agudeza de la diferenciación territorial.
Por ejemplo en la Ciudad de Cuernavaca, Morelos en los dos últimos decenios se ha transformado el tejido urbano tradicional, es decir han surgido un número importante de urbanizaciones cerradas por todas partes, sobre todo, en el norponiente y nororiente de la ciudad de la eterna primavera. Dentro del estudio que nos ocupa, se han identificado alrededor de 560 urbanizaciones cerradas que dominan un área del suelo urbano de 8.5 km2 localizadas en condominios, fraccionamientos, calles cerradas y edificios. Cabe destacar que del total de estas urbanizaciones, 26% de ellas desafortunadamente se encuentran colindando a barrancas, que son expresiones fisiográficas comunes que se localizan dentro de la ciudad de Cuernavaca y permiten regular la temperatura y los vientos de la ciudad para hacer un clima benigno.
         Uno de las urbanizaciones o fraccionamientos cerrados localizados en el norponiente de la ciudad es, sin duda, el Fraccionamiento Real de Tetela, situado entre las barrancas de Ahuatlán y Zompantle, que fue creado en la década de los noventa. Dicho espacio residencial tuvo una gran aceptación entre sus residentes, ya que en este decenio la ciudad presentó secuestros y robos. Este fraccionamiento cuenta con seguridad privada, áreas verdes y confortables, una pequeña zona comercial, iglesia, quiosco y servicios de recolección de basura entre otros. El fraccionamiento colinda con otra área denominada Casas Geo “Lomas de Ahuatlán”, destinada para vivienda de interés social distribuidas en varias secciones. Además de estas expresiones residenciales se encuentra vivienda unifamiliar con un diseño arquitectónico definido, así como vivienda vernácula que se diferencia muy bien del resto del tejido urbano del área.
          En suma, los efectos que ha acarreado la transformación en el tejido de la ciudad son los nuevos patrones estéticos en el diseño, la arquitectura y el urbanismo que constituyen los principales agentes de la configuración de “modernos” paisajes expresando una creciente introducción de costumbres y estilos mezclándolas con las propias del entono, dando como resultado una ecléctica morfología urbana y un proceso de producción, gestión y organización del territorio urbano o metropolitano que definen escenarios al producir recientes formas de tejido que compiten con el original y lo fracturan asilando los enclaves de la pobreza al difundir novedosas formas y hábitos de consumo que contribuyen a profundizar la fractura del tejido social y por ende el urbano.


Semblanza


Concepción Alvarado Rosas es doctora en Geografía por la Universidad Nacional Autónoma de México. Lugar de trabajo: Profesora Investigadora de Tiempo Completo del Sistema de Estudios de Posgrado e Investigación (SEPI) de la Facultad de Arquitectura (FA) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM). Líneas investigación: Desarrollo Urbano-Regional, Morfología Urbana y Desarrollo Metropolitano. He publicado en revistas nacionales e internacionales y capítulos de libros. He impartido diferentes cátedras en licenciatura y posgrado en la UAEM, UNAM y Colegio de Tlaxcala.

Se agradece a la Mtra. María Rita Di Castro Stringher su participación en el procesamiento estadístico de lo que se expone en esta ocasión.