Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

La gallina ciega entre los Mayas Tseltales

La gallina ciega

Dr. Francisco Javier Villalobos-Hernández / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR)
Archivo: Ecología

En un par de ocasiones he sido invitado por el grupo “Jcanan Lum Qu’inal” (Cuidadores de la Madre Tierra) a compartir mi visión sobre el problema de la gallina ciega (larva de un grupo de escarabajos que se alimentan preferentemente de plantas y viven en el suelo la mayor parte de su ciclo de vida) en cultivos de maíz. Los “Jcanan Lum Qu’inal” integran una de las comisiones de la misión Jesuita con sede en Bachajón, Chiapas. Como parte de este trabajo hemos construido una visión compartida sobre la necesidad de regresar a la milpa tradicional para prevenir un posible incremento del daño causado por la gallina ciega (Coleoptera:Scarabaeidae).
            Con la creciente urbanización y globalización, los grupos indígenas de Chiapas han sido inducidos por técnicos agropecuarios a la práctica de una agricultura intensiva. Esto con la promesa de una mayor productividad y una disminución de la mano de obra en la milpa que les permitiese generar otros ingresos. El cultivo de maíz, base de su subsistencia, ha sido blanco de las compañías productoras de agroquímicos y semillas mejoradas que se han posicionado en la Entidad. Las tendencia hacia la práctica de una agricultura tecnificada e intensiva considera como “plaga” a varias de las especies de insectos que se presentan en los agroecosistemas. Existe todo un arsenal de insecticidas que han sido utilizados para combatir a los insectos en este tipo de agricultura. Lamentablemente estos compuestos han sido utilizados como una estrategia unilateral y su abuso ha causado serios estragos en el ambiente como contaminación de suelos, ríos y lagos así como daños en la salud humana.
Para contrarrestar estas tendencias, el rescate de la milpa tradicional está adquiriendo cada vez más fuerza en los Altos de Chiapas y otras regiones de la entidad. Con esta medida, además, los “Jcanan Lum Qu’inal están vislumbrando mitigar los efectos del cambio climático global al fomentar el secuestro de carbono por la formación y conservación de sustancias húmicas en el suelo. Con este grupo hemos planteado algunas hipótesis sobre la función ecológica de la gallina ciega. De acuerdo con recientes investigaciones hemos visto que este insecto puede contribuir a la mejora de la fertilidad del suelo. La prevención de los estragos causados por estas larvas puede lograrse cuidando el contenido de materia orgánica del suelo.
           Al acompañar a los “Jcanan Lum Qu’inal en el proceso de autogestión de sus recursos naturales pude constatar, con gusto, la aceptación de mi propuesta de incluir a este insecto como parte del Altar Maya. En éste, se representan los 4 puntos cardinales. Al Oriente se coloca una vela roja, al Poniente una negra, al Norte una blanca, al Sur una amarilla y en el Centro velas de colores verde y azul que simbolizan el corazón de la tierra y el corazón del cielo respectivamente. Los diferentes elementos que conforman la cosmovisión Maya están estéticamente ordenados alrededor de este altar. Bajos principios naturalistas, los “Jcanan Lum Qu’inal” buscan hacer uso de prácticas agroecológicas que minimicen su impacto en la salud humana y en el ambiente. El 100% de los participantes a estos talleres han regresado a la práctica de la milpa tradicional consistente en combinar diferentes variedades de maíz, frijol y calabaza en la misma parcela. Como parte de mis talleres hemos comprendido la importancia de usar toda la variedad de productos que puede producir la milpa tradicional como una forma de enfrentar momentos de crisis. Además, hemos entendido como la milpa tradicional por su efecto enriquecedor de la materia orgánica es una forma de prevenir posibles desastres ante el cambio climático.
           He podido también apreciar el valor que el grupo concede a la meditación y la oración como una forma de relacionarse con los insectos que amenazan a sus cultivos. Con ellos pude comprender que algo similar a lo que entendemos los humanos por meditación es necesario para la metamorfosis de la gallina ciega. Este asombroso insecto cambia de su forma de larva a su forma adulta, utilizando una celda que nos recuerda a la práctica del temazcal: el regreso al útero materno. En la oscuridad del suelo profundo, cuando empiezan a escasear las raíces vivas de las plantas, estos insectos entran en un estado de reposo conocido como pupación que es una fase larvaria intermedia de algunos insectos, en el cual minimizan su actividad corporal. El estado de pupa de estos insectos les permite optimizar la energía que se requiere para su transformación. Esta experiencia transmutadora puede ser equivalente a entrar en el silencio y ayuno practicado por místicos de diferentes enseñanzas espirituales. Bajo las condiciones que ofrece la Madre Tierra la transformación es posible. La expresión de uno de los asistentes a mis talleres que se acercó al microscopio y vio un fragmento de composta con toda la vida que se le revelaba como un microcosmos me dio la clave. Es posible volver a nacer. Esto es lo que hacen los insectos que sufren metamorfosis, por esta razón han superado los obstáculos más difíciles que tanto el hombre como la naturaleza les han impuesto. Los insectos podrían ser considerados también como pequeños grandes maestros del ser humano por enseñarnos lo que es la adaptación e inspirarnos a tener esperanza. Después de todo, la vida siempre encuentra su camino.

La gallina ciegaLa gallina ciega


Semblanza


Francisco Javier Villalobos Hernández realiza una estancia posdoctoral en El Colegio de la Frontera Sur, Unidad San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Realizó su doctorado en Filosofía en la Universidad de Lincoln en Nueva Zelandia por lo cual recibió el premio Nacional de Entomología en 1995. Estuvo adscrito como investigador a la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) y actualmente está profundamente interesado en aspectos filosóficos que están en la base de los problemas ambientales. Su investigación más reciente incorpora la Teoría Integral al proceso de re-significación de pérdidas y la prevención y atención de desastres frente al cambio climático global.