Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Crónica de un éxito anunciado, la Olimpiada Mexicana de Matemáticas.

M.M.E. Víctor Manuel Porcayo Mejia
Centro de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios (CETiS No. 44)
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.


Las matemáticas surgen con el fin de realizar cálculos en un comercio primitivo, para conocer las medidas de la Tierra y predecir los acontecimientos astronómicos que tanto intrigaban a nuestros antepasados y que hoy en día siguen provocando asombro. Sin embargo, para muchos, constituyen un mundo abstracto, extraño y lejano, patrimonio de unos pocos privilegiados. Un universo alejado de la realidad de cada época con una existencia independiente al devenir de la humanidad, lo cual es una concepción equivocada.

Gran inquietud personal ha sido la correcta comprensión de las matemáticas, materia que al ánimo del estudiantado causa algo así como urticaria, coco de la mayoría de los estudiantes. A pesar de esta idea éstas tienen un fin en el desarrollo de la capacidad del individuo. La comprensión de sus premisas o principios, se funda en la búsqueda del incremento de la capacidad de realizar logismos, es decir razonamientos fundados en premisas y variables. En esta sociedad impregnada de pragmatismo brutal, hoy se pretende obligar al alumnado a memorizar un numero ilimitado de formulas matemáticas, tal y como si su cerebro contara con un disco duro de un CPU, sin atender al desarrollo de la creatividad o del arte personal de la construcción del conocimiento

No obstante, desde mi óptica personal, de manera constante y reiterada he dedicado gran parte de mi tiempo, a veces con fines meramente honoríficos pero con la firme convicción de sembrar en los jóvenes el gusto por los números y las múltiples posibilidades que éstos nos ofrecen. De gran apoyo para lograr los anteriores fines, ha sido inicialmente la constitución del llamado “Club de Matemáticas Porcayo”, pero con mayor énfasis las Olimpiadas de Matemáticas en el ámbito nacional, certamen que en la edición 2006 se llevó a cabo en la ciudad de Zacatecas.

Cabe señalar que tuve la oportunidad de participar activamente como miembro promotor en el proceso de selección a nivel estatal, asimismo, destaco que por primera vez en el Centro de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios (CETiS No. 44) el alumno de quinto semestre de bachillerato tecnológico, Alain Juárez Pérez obtuvo honrosamente el Segundo Lugar, compitiendo contra mil 200 participantes en la Entidad y contra 200 en el ámbito nacional como integrante de la selección del Estado de Morelos, siendo también el único representante de escuelas oficiales en la 20ª Olimpiada Matemática Mexicana que se desarrolló del 12 al 19 de noviembre de 2006.

La Olimpiada Mexicana de Matemáticas (OMM) es un concurso organizado por la Sociedad Matemática Mexicana que agrupa a investigadores de alto prestigio nacional e internacional, invita a jóvenes estudiantes de secundaria y preparatoria que sean menores de 18 años a participar en ella. En este evento participan alumnos de todos los Estados de la Republica Mexicana desde hace 20 años. Este tipo de concursos, tiene su antecedente desde la antigua Grecia, época de oro del conocimiento. La historia nos indica que celebraban competencias sobre el saber, tan es así que derivado de una consulta en la cual se pretendía descubrir quien era el hombre más sabio de esa época, resulto ser Sócrates, lo cual provocó grandes envidias entre la comunidad intelectual de su tiempo, lo que lo llevó a ser juzgado y condenado a beber la cicuta.

En la actualidad, este tipo de concursos, así como los Clubs de Matemáticas de los Colegios de Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se convierten en semilleros de apasionados en la materia, hombres de carne y hueso que buscan desmitificar el mito de las matemáticas como una ciencia difícil. El Club de Matemáticas Porcayo que tengo el honor de dirigir, surge al inicio de la década de los 90, originalmente para brindar apoyo a los alumnos del CBTis No. 166 de Tejalpa, Morelos y que al parecer es el primero en su tipo en crearse en nuestra región, con el objeto de impulsar el desarrollo de las potencialidades del razonamiento lógico de estos jóvenes. En 1994 la labor continuó con la fundación y coordinación del segundo Club de Matemáticas ahora en el CETis No. 44 de Cuernavaca Morelos.

Dos décadas respaldan el mosaico de logros y oportunidades que jóvenes morelenses han dejado en las Olimpiadas de Matemáticas, no obstante, cada éxito es el pase de estafeta a nuevas generaciones que requieren del ímpetu necesario para adentrarse al mundo de posibilidades asombrosas que ofrecen las matemáticas. Desde hace 11 años esta organizado por la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y actualmente es coordinado por la Dra. Larissa Sbitneva Tavdishvili y con anterioridad con el respaldo de la Dra. Radmila Bulajich Manfrino.

Sin embargo, en este esfuerzo compartido hace falta interés por este tipo de eventos dentro los planes gubernamentales, los presupuestos legislativos, las inquietudes de los profesores, de la Secretaría de Educación Pública y demás Institutos o Dependencias académicas publicas que omiten que el desarrollo de la comprensión cognoscitiva del alumnado es básico en su formación personal y de la sociedad en su conjunto.

Es debido a esta situación, que para finalizar a modo de propuesta exhorto a los padres de familia, profesores y autoridades educativas a seguir el sendero para la comprensión de las matemáticas, desentrañando los mitos que las rodean y trabajando desde sus trincheras para hacer de ellas, herramientas de provecho. La formación de club´s de matemáticas a la par de cada escuela, dirigidas por un comité académico que tenga la pasión por las mismas, puede ser un instrumento para acercar a jóvenes curiosos de la materia a lugares donde recibirán una verdadera asesoría individual que les permita aclarar sus dudas, lo cual podrá coadyuvar a la disminución del alto índice de deserción de estudiantes que ven en las matemáticas a su peor enemigo.

 


El M.M.E. Victor Manuel Porcayo Mejia es licenciado en Psicología Educativa por la Normal Superior del Estado de Morelos. Cursó la Maestría en Matemática Educativa en el Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Se ha desempeñado como docente en planteles del Centro de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios (CETiS) en la Ciudad de México y en Morelos. Asimismo, ha fungido como fundador de clubs de matemáticas en la Entidad, además de promover de las Olimpiadas de Matemáticas a nivel estatal.