Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Morelos en Ciencia y Tecnología

El mal de Chagas: Una enfermedad silenciosa que anuncia la muerte


La enfermedad de Chagas o Tripanosomiasis Americana, es una enfermedad causada por un parásito denominado Tripanosoma cruzi. Este parásito infecta a algunas chinches de las conocidas como hocicona, de Compostela, voladora o besucona, y éstas a su vez, transmiten la infección al ser humano y a otros mamíferos en el momento de defecar después de perforar la piel para succionar la sangre de la cual se alimentan.

Las personas que son picadas por chinches infectadas pueden desarrollar la enfermedad de Chagas, que se manifiesta por una fase aguda y una fase crónica de larga duración, separadas por una fase clínicamente asintomática llamada fase indeterminada.

La fase aguda se caracteriza por producir malestar general con diversas manifestaciones clínicas, como fiebre elevada intermitente, agrandamiento del hígado y el vaso, crecimiento de ganglios linfáticos e inflamación de los párpados en un lado de la cara (sindróme de Romaña). Esta fase puede presentarse en cualquier edad; cuando más joven el paciente más importante son las manifestaciones clínicas, siendo la enfermedad muy grave y aún mortal en niños menores de 2 años.

La fase indeterminada comienza entre 8 y 10 semanas después de la fase aguda y puede durar varios años o indefinidamente. Se caracteriza por la ausencia de síntomas y el enfermo tiene plena capacidad para realizar actividades físicas.

En la fase crónica, se estima que aproximadamente 30% de las personas que sufren la forma indeterminada de la infección, sufrirán daño cardiaco, digestivo o neurológico entre 10 y 30 años después de haber contraído la enfermedad.

El brasileño Carlos Chagas, orgullo de la ciencia iberoamericana, describió clínicamente el padecimiento en un artículo médico publicado en 1909, que se considera como paradigma de deducción científica y demostración experimental. Fue en esa publicación donde se establece que la enfermedad es transmitida por un insecto conocido popularmente como chinche hocicona o besucona en México o vinchuca en Sudamérica.

La enfermedad de Chagas en Morelos

De 1991 a la fecha, varios estudios realizados en el estado reportan la presencia de dos especies de chinches transmisoras de la enfermedad de Chagas: Tratioma pallidipennis y Triatoma barberi, distribuidas en el 80% del territorio de la entidad, exceptuando las áreas frías al norte del estado. En cuanto a su presencia, se ha localizado principalmente en viviendas de zonas rurales y urbanas.

En 1991 se detectaron 3 casos, manteniéndose hasta 1995 un promedio de dos casos por año. En 1996 se registró el mayor número de casos detectados, 8 en 1997 y 13 en 1998, siendo los municipios más afectados Cuernavaca, Jiutepec, Temixco, Cuautla y Ciudad Ayala.

Recomendaciones para evitar la enfermedad de Chagas. *


Para prevenir este padecimiento, la Secretaría de Salud del Estado recomienda eliminar la chinche transmisora de las viviendas y sus alrededores mediante la realización de las siguientes tareas:
• Evitar grietas en paredes, espacios en uniones de ladrillos de adobe o bloques de cemento, espacios entre tablas de madera o secciones de bambú, techos de palma y pisos de tierra.
• Evitar el almacenamiento dentro de la vivienda de productos de cosecha, ladrillos de adobe, amontonamiento de leña y muebles inservibles.
• La presencia de animales en el interior de la vivienda y sus alrededores deben evitarse, ya que favorecen la alimentación y reproducción de los insectos
• Utilizar malla en puertas y ventanas para obstaculizar el paso de los insectos.

 


Agradecemos la colaboración del Ing. Jalil Saab H. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. y de la Secretaría de Salud del Estado de Morelos.

*Para mayor información comunicarse a la Coordinación de enfermedades transmitidas por vector con el Biól. Luis Espinoza Salazar Marco o con el Biól. Antonio Ocampo Salgado a los números telefónicos: (017) 3 14 20 13 ó (017) 3 18 53 34 ext. 117.