Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Murciélagos y Rabia

Programa Morelos Libre de Rabia

Centro de Investigaciones Biológicas
“J. Félix Frías Sánchez”
Universidad Autónoma del Estado de Morelos

Texto y Fotos Por: Biól Rodrigo Vargas Yánez
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Profa. Regina Vargas B.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La rabia en murciélagos es un problema de gran magnitud, es una enfermedad que puede presentarse tanto en especies hematófagas (que se alimentan de sangre) como en las no hematófagas. Se han registrado casos de rabia en varias especies de insectívoros, frugívoros, omnívoros e ictiófagos. En nuestro país, Bernardo Villa señaló que al menos el 30% de las 13 especies de murciélagos eran portadores de la rabia. En Estados Unidos en 1995, los casos de rabia en murciélagos constituyeron un 10 % del total , es decir 7 mil 881 casos, entre las cuales, las de mayor incidencia se presentan en la Tadarida brasiliensis, la Myotis lucifugus y la Eptesicus fuscus .

La rabia en murciélagos hematófagos o vampiros constituye un importante foco de transmisión de esta enfermedad en América Latina y Trinidad y Tobago, contagiando a los animales domésticos al momento de alimentarse. La infección ha sido comprobada en tres especies de murciélagos hematófagos: Desmodus rotundus, Diphylla ecaudata y Diaemus youngii, las cuales se encuentran restringidas a América tropical y subtropical

De éstas, el vampiro común Desmodus rotundus es la especie hematófaga más abundante y de más amplia distribución. En México se encuentra a lo largo de las costas del Golfo y Pacífico, desde el norte de Tamaulipas y Sonora, hasta los estados de Tabasco, Chiapas y la Península de Yucatán. Su distribución se extiende hasta Centroamérica y Sudamérica, al norte de Argentina y Chile.

¿Qué especie es la más abundante en nuestro país?

El murciélago vampiro, al ser la especie más abundante en nuestro país y en la región tropical y alimentarse preferentemente de animales domésticos, es el responsable de apreciables pérdidas en la ganadería, ya sea directamente a través de la transmisión de la rabia paralítica bovina o indirectamente al debilitar al animal por la continua pérdida de sangre y la subsecuente infección de las heridas que constituyen una puerta de entrada del gusano barrenador. Se estima que en áreas marginales de América Latina, la mortalidad anual es de 50 mil cabezas de ganado, cifra que se incrementa al considerar las pérdidas indirectas por mordeduras de vampiros (carne, leche y devaluación de pieles), causando un total aproximado de 50 millones de dólares anuales.

Esta especie de quiróptero pertenece a la familia Phyllostomidae, son murciélagos de tamaño mediano (longitud del cuerpo 60-90 mm) y peso de 25-40 g de color café grisáceo con pelaje denso y corto, cara aplanada con hocico corto y sin hoja nasal, lo que los asemeja a pequeños cerdos. Presentan orejas pequeñas, algo puntiagudas y separadas, el pulgar es largo con tres cojinetes y una garra, carecen de cola. El labio inferior presenta una escotadura en forma de V, con incisivos superiores anchos y filosos, mientras que los inferiores son pequeños. Los caninos son largos de punta aguda y borde posterior afilado.

Los individuos de esta especie habitan en cuevas, huecos de árboles, puentes, alcantarillas, y minas abandonadas, formando colonias de 20 a 100 individuos, pudiendo compartir estos sitios con otras especies de murciélagos. Los vampiros pueden desplazarse distancias considerables, de 5 a 8 kilómetros, en ocasiones hasta de 20 kilómetros, en busca de alimento. Son muy astutos para encontrarlo ayudándose de los sentidos del olfato, vista y oído.

¿En qué nos benefician los murciélagos?

Existen más de 986 especies de murciélagos, muchas de las cuales son benéficas para el control de plagas de insectos dañinos, entre los que se incluyen los mosquitos, así como para la polinización y dispersión de frutos de numerosas plantas de importancia económica (como es el caso del Agave de donde se extrae el tequila, y las cactáceas columnares de ambientes desérticos), constituyendo especies clave para la conservación y regeneración de muchos ecosistemas. Por lo que considerando estos beneficios y la baja prevalencia de la rabia en estas especies, la disminución de las poblaciones no se justifica y el control se limita a informar a las personas que habitan en países donde existe el problema, sobre el riesgo de infección, para asegurar que toda persona evite al máximo el contacto con los murciélagos y si es mordida , reciba tratamiento apropiado.

vampiro (Desmodus rotundus murinus)

Método de control contra depredadores que afectan actividades agropecuarias

Los métodos de control se basan en la reducción del número de organismos de las poblacionales de las especies problema, teniendo como objetivo disminuir la densidad poblacional de la principal especie reservorio por debajo del umbral requerido para que la enfermedad se mantenga en esa población. Este mecanismo se aplica únicamente en tres especies de murciélagos hematófagas que causan daños a las actividades agropecuarias.

murciélago (frugivoro Artibeus)

Una de las técnicas de control más económica y efectiva, es el uso de vampiricida, pomada de vaselina mezclada con un raticida anticoagulante. Esta técnica consiste en capturar a los vampiros colocando redes de nylon alrededor de los potreros. Una vez capturados, se aplica el vampiricida en la espalda, liberándolos posteriormente. Al regresar a su refugio, los animales de la colonia se ayudan mutuamente a limpiarse, ingiriendo la sustancia, la cual puede matarlos entre 7 y 10 días después de la aplicación. Se ha demostrado que un vampiro empastado puede matar entre 20 y 40 individuos más. El vampiricida puede incluso aplicarse directamente sobre las mordidas que ha sufrido el ganado, porque el vampiro usualmente regresa al mismo sitio y al momento de alimentarse ingiere la poma.