Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Morelos en el umbral de la era genómica en América Latina


En el 2003 se inicia en Cuernavaca la construcción del Instituto de Medicina Genómica

Durante el siglo XX, la Biología en general y la genética en particular han tenido un desarrollo espectacular, que se refleja en un crecimiento exponencial, tanto del conocimiento original generado, como por el número de investigadores y los fondos invertidos en estas áreas.

Desde el redescubrimiento de las leyes de Mendel a comienzos del siglo, a la comprensión de la localización de los “caracteres” hereditarios en los cromosomas por Morgan en la década de los veintes, a la elaboración de la teoría del gene, la demostración en 1941 por Avery y Col. de que los factores están en el ADN (Ácido Desoxiribo Nucleico) y finalmente, la comprensión de la estructura de la molécula del ADN por Watson y Crick en 1953, a la realidad actual, producto del desarrollo de los últimos 25 años de la capacidad de manipulación de los genes y de leer sus secuencias, que se resumen en la década de los 90 o década de la genómica y de la ingeniería genética; media un esfuerzo enorme y muy valioso de la comunidad científica internacional y una valoración por los gobiernos, los economistas y las empresas del valor geopolítico de la Biología, así como del impacto económico generado por las biotecnologías y la farmacogenética, en la realidad ya vigente del siglo XXI, la economía basada en el conocimiento.

Con la finalidad de poner a nuestro Estado a la vanguardia en este tema en América Latina, el gobernador del estado de Morelos, Lic. Sergio Estrada Cajigal Ramírez en compañía del Dr. Julio Frenk Mora, secretario de Salud, dio el banderazo para iniciar con la construcción del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) sede Morelos, mismo que estará listo en un lapso de 18 a 24 meses y contará con una subsede en la zona de hospitales al sur del Distrito Federal, en Tlalpan la cual tendrá como misión recolectar muestras de ADN, la bioinformática y el estudio de los grupos de población existentes en el país.

Genómica: Es el estudio de las funciones e interacciones de todos los genes del genoma, incluyendo sus interacciones con factores ambientales

El Consorcio Promotor del Instituto de Medicina Genómica fue creado en noviembre de 2001 bajo la alianza establecida entre la Universidad Nacional Autónoma de México, la Secretaría de Salud, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y la Fundación Mexicana para la Salud, y tiene como misión planear el desarrollo de un instituto de medicina genómica que pueda atraer y desarrollar los beneficios de esta disciplina para el cuidado de la salud de la población nacional.

Cabe señalar, que algunas de las fortalezas con las cuales cuenta nuestro Estado para ser la sede de tan importante Instituto, es que en él se encuentran centros e institutos de investigación con los cuales colaborarán paralelamente, el Centro de Investigación de Fijación de Nitrógeno (CIFN-UNAM), Instituto de Biotecnología de la UNAM y el Instituto Nacional de Salud Pública, entre otros. Asimismo, somos el Estado líder a nivel nacional en investigación biotecnológica y ocupamos el 1er lugar nacional como Estado en cuanto a número de investigadores per cápita, entre otros.

En las próximas décadas, la aplicación de los conocimientos del genoma humano, generará progresivamente una gran contribución a la medicina del futuro, contribuyendo a un mejoramiento de la calidad de vida y a una elongación de las expectativas de vida de nuestra especie.

En una economía basada en el conocimiento, en la que el conocimiento biológico cobra cada vez mayor importancia, el correcto uso de este tan importante bagaje de conocimiento augura una etapa de mejoramiento de la calidad de vida de nuestros pueblos, en la medida que, como pasa con cada conocimiento científico, sea usado para bien de la humanidad.

Dentro de 30 años, cuando se pueda evaluar el impacto del conocimiento biológico generado en esta década, tendremos claro que éste es de mucho mayor impacto para la humanidad, que el desembarco en la superficie de la luna u otros descubrimientos con los que se ha comparado el desciframiento del genoma humano