¿Qué medidas de control debemos tomar para el almacenamiento y conservación del maíz?

 

Biól. Carlos A. Romero Nápoles
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
M. en C. Ma. Idalia Cuevas Salgado
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Dr. Julio C. García Montalvo
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Laboratorio de Entomología
Centro de Investigaciones Biológicas
Universidad Autónoma del Estado de Morelos

Sin lugar a dudas el almacenamiento de los granos, particularmente del maíz, reviste gran importancia sobre todo para las regiones agrícolas marginadas, donde generalmente se carece de la infraestructura necesaria para su adecuado almacenamiento. Lo anterior agrava notoriamente las pérdidas de este grano debidas al ataque de insectos plaga como los gorgojos, palomillas y roedores, y a la contaminación por hongos.

Los gorgojos (Sitophilus granarius) son pequeños coleópteros de consistencia fuerte, cuyas alas les permiten volar del campo a los almacenes. El daño que causan al grano se caracteriza por perforaciones en el mismo que a través del tiempo y con la ayuda de sus larvas que viven y se alimentan en el interior, llegan a ahuecarlo destruyéndolo rápidamente. Estos insectos se reproducen rápidamente, debido a que cada hembra adulta puede depositar en el interior de los granos de 300 hasta 400 huevecillos.

Acciones de Control

Si el maíz fue almacenado en mazorca será necesario colocarlo en capas de 20 cm de altura con cubierta. Cada capa de mazorca deberá ser espolvoreada con Malathion en polvo mezclado con ceniza, procedimiento que requiere del uso de guantes y cubre bocas.

En caso de que el maíz se almacene desgranado se requiere el empleo de fumigantes. Si se almacena en un silo o granero, se requiere que éstos sean herméticos para evitar que escape el fumigante; o bien, cubrir el grano con una cubierta plástica adherida al piso para evitar fugas. El número de pastillas de fumigante dependerá tanto de la marca del mismo como de la cantidad de grano almacenado. Por ejemplo, si se emplea el Phostoxin (fosfuro de aluminio) se deberán de utilizar de 3 a 6 comprimidos por tonelada de grano.

Si el grano es guardado en recipientes herméticos o costales, como bidones con tapa no tienen ningún problema en cuanto a la fuga de gas; sin embargo, en el caso de los costales, es necesario previamente introducirles una bolsa de plástico que sea más o menos del tamaño del costal, con esto se estará en condiciones de guardar el grano y colocar el fumigante. Hecho lo anterior se llena la mitad del costal (1/2 quintal) de grano seco y limpio, se envuelve en un pedazo de tela una pastilla de photoxin y se coloca sobre el grano dentro de la bolsa. Posteriormente, se agrega el resto del grano (el otro½ quintal) y se cierra la bolsa manteniéndola así por lo menos durante cinco días. Para consumir el maíz, saque la cantidad necesaria y vuelva a cerrar el costal. Los granos fumigados pueden ser cocinados sin ningún peligro después de ventilarlos por uno o dos días. Es importante hacer notar la peligrosidad de este tipo de insecticidas por lo que se recomienda, como en la manipulación de cualquier otro pesticida usar guantes, mascarilla, ropa adecuada y sobre todo no respirar las emanaciones gaseosas de las pastillas.
Método Alternativo: La Albahaca

Desde hace tiempo se ha difundido el empleo de una gran variedad de plantas preparadas en diferentes formulaciones para controlar las plagas insectiles de almacén; sin embargo, en muchos de los casos éstas carecen total o parcialmente de las propiedades que se les atribuyen. No obstante, en el Laboratorio de Entomología del CIB, se ha determinado la efectividad de algunas plantas que hacen disminuir notoriamente la *oviposición y la emergencias de las nuevas generaciones de insectos, además de reducir considerablemente el daño al maíz almacenado. Por lo anterior, se puede usar como medida preventiva la planta de Albahaca (Ocimum basilicum) o Epazote (Chenopodium ambrosioides) mezclados con maíz, a razón de 500 gramos de planta molida por cada 50 kilogramos de maíz.

*El término oviposición se refiere al proceso mediante el cual la hembra pone sus huevecillos