Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Análisis químico del material prehispánico del Estado de Morelos

Q.I. Alma Graciela de la Cruz Sánchez / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Centro INAH Morelos
Archivo: Química analítica

El proyecto inicia en el año de 1993, surge del interés de relacionar la química con la arqueología, la aportación de la química permite a los arqueólogos tener un conocimiento más profundo en el análisis de los materiales con que trabajan.
         La información macroscópica obtenida por los arqueólogos, brinda los elementos necesarios para determinar las características superficiales de los utensilios de la vida diaria de los antepasados. A partir de la decoración, de los acabados de las piezas, se determina una cronología, lugar de procedencia de las piezas, que pudieron ser obtenidos por intercambio o ser de manufactura local; asimismo, permite relacionar la información con el contexto ambiental y temporal.
El objetivo de este proyecto, es que a partir de la fusión de la química con la arqueología se puedan identificar de los elementos constitutivos de los materiales obtenidos en las excavaciones de las diferentes zonas arqueológicas del estado de Morelos, (arcillas, pigmentos, lítica, hueso, etc) para poder relacionarlos con materias primas originales y deducir la posible localización geográfica del yacimiento de donde pudieran haberse obtenido los materiales.
         Otro objetivo es conocer la composición química y geológica del suelo para determinar la actividad agrícola de la región, el tipo de alimentación de los habitantes de la zona estudiada, y precisar si el lugar fue habitado permanentemente o sólo fue ocupado temporalmente. Esto nos ayuda a establecer la relación entre la cultura de los habitantes del lugar y su medio ambiente.
También para la Antropología Física es de suma importancia la aplicación de la química para el análisis de ADN, en las deposiciones de sales en los suelos, y en el análisis del esmalte dental mediante el estroncio para fechamiento. Así como en el estudio de la paleodieta, para conocer cuál fue el tipo de alimentación de los habitantes de la región.
El análisis de fosfatos es una de las técnicas más empleadas en los análisis de suelos en arqueología, ya que, a diferencia de otros elementos químicos, el fósforo es el que perdura más tiempo, ya que no acelera su proceso normal de descomposición por la oxidación o por lixiviación. Es capaz de formar compuestos insolubles acumulándose y después de mucho tiempo puede ser detectada la diferencia en la concentración de un área determinada. Cook y Heizer mencionan que el enriquecimiento del suelo por fosfatos
Es debido a que en todas las sociedades antiguas, tanto la orina como las heces fecales humanas y de otros animales, no eran depositadas en drenajes, sino en el área de vivienda. Así como los cuerpos de animales muertos o partes de deshechos de plantas son enterradas bajo el piso, los excrementos de animales eran y son utilizados como estiércol (fertilizante), aplicado a los suelos.
En 1991 se realizó un estudio de fosfatos en la Zona Arqueológica de Chalcatzingo, en el estado de Morelos, para diferenciar entre el uso de fertilizantes de origen mineral y los origen orgánico (guano y excremento humano), ya que la fauna mesoamericana era muy diferente a la que ahora existe (De la Cruz, 1991).
Este estudio se llevó a cabo mediante el procedimiento de Mehta, realizado en el laboratorio de Análisis Industriales de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.
Que nos permitió utilizar el espectógrafo de absorción atómica; así como la técnica microquímica del molibdato de amonio, técnica muy sencilla que puede ser aplicada en el mismo campo de estudio y sirve para delimitar zonas de actividad.
         Para poder realizar estos estudios es necesario el uso de técnicas físico-químicas obteniendo datos más precisos utilizando aparatos tales como: espectofotómetros, microscopios electrónicos de barrido, microscopios petrográficos, difractómetros de rayos X, etc. Con los cuales es posible identificar los elementos constitutivos de los materiales, como son los minerales que los forman, tanto en cantidad, forma, color, etc.
           Cabe señalar que, este proyecto es de continuidad ya que materiales producto de excavaciones de las diferentes zonas arqueológicas salen cada temporada de campo de los arqueólogos. Otras zonas de las que se han analizado materiales son Xochicalco, Yautepec y Teopanzolco.

BIBLIOGRAFÍA:
Barba Piingarrón, Luis, “El análisis de fosfatos como herramienta de prospección y delimitación”, en Memorias de la XVI Mesa Redonda de SMA, II, MÉXICO, IIA-UNAM,pp267,274.
Barba, Luis y Alberto Herrera, “San José Ixtapa, un sitio dedicado a la producción de mercurio en Anales de Antropología, (en prensa).
Cruz Sánchez, Alma G. de la , “Dos tipos de análisis de cerámica prehispánica” En Memoria del Tercer .Congreso Interno del Centro INAH Morelos, México. INAH, 1994.
“Los fosfatos en la arqueología”, Tesis de Licenciatura de químico industrial, Cuernavaca, Universidad Autónoma del Estado de Morelos,1991.


Alma Graciela de la Cruz Sánchez es profesora- investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Delegación Morelos, egresada de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Responsable del proyecto Análisis químico del material prehispánico del Estado de Morelos.