Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

La hepatitis “C”

Dr. Vicente Madrid Marina / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
M. en C. Kirvis Janneth Torres Poveda / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Centro de Investigaciones sobre Enfermedades Infecciosas
Instituto Nacional de Salud Pública

Archivo: Salud

La hepatitis “C”, un problema grave de salud pública: Morelos ocupa el tercer lugar en prevalencia de anticuerpos

La hepatitis “C” es la inflamación del hígado producida por el virus de la hepatitis “C” (VHC). En los primeros 6-12 meses tras la infección, del 10-20% de las personas eliminan el virus. Esta fase se conoce como hepatitis “C” aguda. Si un paciente presenta hepatitis “C” durante más de 6-12 meses, la infección se considera crónica y rara vez se elimina sin tratamiento. Del 80 al 90 por ciento de los pacientes infectados progresan hasta desarrollar hepatitis crónica.

Las consecuencias a largo plazo de la hepatitis “C” crónica pueden ser extremadamente graves. Las más importantes son la cirrosis, que puede dar lugar a una insuficiencia hepática y cáncer de hígado. Ambos casos pueden llevar a la muerte. El curso de la enfermedad es asintomático, y puede tomar entre 20 y 30 años para desarrollar las complicaciones.
Hasta el descubrimiento del virus de la hepatitis “C” en 1989, la causa de la hepatitis “C” era desconocida. Antes de 1989 esta enfermedad se conocía como “hepatitis no A no B”. Se pensaba que se trataba de una infección vírica, pero con una causa vírica diferente a la hepatitis “A” y la hepatitis “B”.

Los pacientes infectados crónicamente con el virus de hepatitis “C”, se curan en un 60% de los casos, y los pacientes infectados con genotipos no-1, se curan en el 80% de los casos. De tal manera, que esta enfermedad es curable en la mayoría de los casos. Por lo que, si se identifican en forma temprana estos pacientes, podemos evitar el desarrollo de cirrosis hepática y/o cáncer de hígado.
Globalmente, se estima que 180 millones de personas –o el 3% de la población mundial– están infectadas por el VHC, mientras que 40,3 millones de personas están infectadas por el VIH. Además, de 3 a 4 millones de personas se infectan cada año. La prevalencia varía alrededor del mundo, es menor en las regiones desarrolladas que las que están en vías de desarrollo.

En México existen alrededor de 1.7 millones de personas posiblemente infectadas por el VHC. Se ha determinado la prevalencia por zonas geográficas de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud. Las entidades federativas con mayor prevalencia son: Baja California Norte, Nayarit, Morelos, Yucatán, Jalisco, y Durango (Fig. 1). Los estados con menor prevalencia son: Baja California Sur, el D.F., y Nuevo León.
El Estado de Morelos ocupa el tercer lugar en prevalencia de anticuerpos contra Hepatitis “C”, detectados en suero de sujetos asintomáticos. De estos el 50% son positivos al Virus de Hepatitis “C”, es decir 1.5% (24193 personas) de la población total en el Estado (1.612.899 habitantes) pueden tener el virus, y potencialmente desarrollar las complicaciones de la enfermedad.

En la actualidad, el grueso de la población no cuenta con información suficiente en torno a esta enfermedad, por lo que a pesar de que se estima que en el país existen cerca de un millón 500 mil personas infectadas con el virus, los datos carecen de exactitud y complican la ejecución de acciones a gran escala. Esta situación llevó al Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas del INSP, en colaboración con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a implementar el Programa de Detección Oportuna de Hepatitis “C”, que consiste en aplicar un breve cuestionario a los derechohabientes que asistan a consulta, y una vez identificados, a aquellos individuos que presentan algún factor de riesgo se les realizan pruebas sanguíneas a fin de detectar la presencia de anticuerpos contra el virus que produce la enfermedad en su organismo, y determinar si padece la enfermedad.
El cuestionario consiste en identificar una serie de antecedentes de la persona, relacionados con la presencia del virus de hepatitis C, como haberse sometido a una transfusión sanguínea antes de 1995, debido al poco control presentado por los bancos de sangre hasta antes de esa fecha; la administración de drogas por vía intravenosa, colocación de pearcings tatuajes o perforaciones, o prácticas sexuales con distintas parejas sin uso de condón.
Nuestra intención es dar a conocer el peso de la enfermedad en México y en el Estado de Morelos, y que medidas debemos tomar para evitar situaciones catastróficas. Para ello presentamos datos epidemiológicos de la hepatitis “C” en México y en el Estado de Morelos, y la estrategia de identificación de sujetos infectados para su tratamiento.


El Dr. Vicente Madrid Marina es médico cirujano, cuenta con la maestría en Ciencias Biomédicas y el doctorado en Biología Molecular (UNAM). Asimismo, posee el Post-doctorado en Biología Molecular (Universidad de Michigan) y otro Post-doctorado en Inmunología (Universidad de Toronto). Es Investigador Nacional Nivel II. Es Investigador en Ciencias Médicas “F”. Director del área de Infecciones Crónicas y Cáncer del CISEI. Es Coordinador del Programa de Doctorado en Ciencias en Enfermedades Infecciosas. Sus áreas de interés son inmunología molecular de infecciones por virus del papiloma humano, virus de Hepatitis “C” y VIH.

Kirvis Janneth Torres Poveda es maestra en Microbiología por la Facultad de Ciencias de la Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá, Colombia). Su especialización es en Gerencia de la Salud Pública por la Facultad de Administración y Finanzas de la Universidad del Rosario (Bogotá, Colombia). En la actualidad es estudiante de Doctorado del Programa de Ciencias de la Salud Pública, área de concentración en Enfermedades Infecciosas, del Instituto Nacional de Salud Pública y coordinadora del sistema de vigilancia para la identificación de casos de Hepatitis “C” crónica en el Estado de Morelos, del mismo instituto.